12 de mayo de 2017

PATOS

En ocasiones uno descarta imágenes que considera "no validas", pero también hay ocasiones en las que uno se arrepiente y le ve "algo" a esa imagen que con anterioridad descartó. Este ha sido uno de esos casos. 
Siempre es aconsejable dejar reposar el trabajo, no lanzarse al laboratorio nada más llegar a casa, por que una especie de fiebre maligna y crítica nos aborda en ese momento y no paramos de lanzar a la papelera imagen tras imagen. Nuestra mente termina de absorber unas sensaciones en el campo que engañan a nuestro cerebro y cuando descubrimos lo que nuestras tarjetas esconden, nos hundimos en la más grande de las desesperaciones. Es aconsejable esperar unos días y dejar reposar esos recuerdos que vivimos con anterioridad y comprobar que hay cosas aprovechables, más de las que nos pensamos.
Es en ese momento cuando nos damos cuenta de lo difícil que es representar y transmitir esas sensaciones que percibimos ante un motivo, un paisaje o una situación, a través de la fotografía y también lo que nos anima a continuar perfeccionando, buscando, sobre todo buscando...



En el Delta del Ebro



En el Delta del Llobregat


"Clicar" sobre las imágenes para verlas a su tamaño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario